Dominican Cinema

Lotoman 003 (Critica)

Vamos aclarar algo desde el principio: “Lotoman 003” es mala; lo que no nos esperábamos es que fuera la mejor y más coherente película de su director Archie López. Esto, considerando su catálogo de películas, no significa mucho pero les explicaré a qué me refiero. El cine dominicano ha demostrado tener sus mejores propuestas cuando francamente hace referencias a otros filmes. En el cine todo está hecho y es casi imposible no contar algo de alguna forma que se haya utilizado en otras películas, quizás por eso nuestros largometrajes logran sus mejores momentos cuando copian claramente otras películas. Si no me creen vean: “O’ brother where art thou” de los hermanos Coen y luego vean “Perico Ripiao” de Ángel Muñiz.
En esta ocasión la inspiración clara es Leslie Nielsen y sus aventuras como el agente policial Frank Derbin. Un personaje incompetente [en el caso de Lotoman, son varios], encargado de detener una operación maligna. Y aquí es donde funciona coherentemente Lotoman 003: López destina un fin a sus personajes desde un inicio, algo que parecía inexistente en sus entregas anteriores.
Lotoman 003 logra, tal vez por los años que tienen ya haciendo los mismos roles, que Raymond y Miguel tengan mejor química de la evidenciada en las entregas anteriores y es porque, al igual que con Chelsy García, la “insoportabilidad” de sus manerismos está reducida considerablemente en comparación a las primeras dos Lotoman. Ahora, aquí es que recae todavía lo malo y lo insoportable de las películas de Archie López.
A pesar de tener una historia más definida, la incapacidad de crear chistes y conversaciones que provoquen risas es palpable. Lo más importante para una película es que su audiencia, no importa lo que esté pasando en pantalla, crea lo que está viendo. A Derbin uno lo disfruta porque uno está convencido que el personaje de Nielsen es así de incapaz y así de convencido de que no lo es, mientras que en las películas de López continúan presentando una serie de escenarios en los que solo ocurren situaciones forzadas que buscan las risas a la mala. Chistes de peos en 2014 ¿en serio? Esto es básicamente desconocer los pro y los contra que tienen sus actores. Hay cosas que los Pozo, Céspedes, Mata y compañía pueden hacer y hay otras que no. Y ni hablar de la ya gastada crítica al product placement descarado de sus películas.
Si existe una película en la que López pueda decir: “Se me fue la mano con los anuncios” es precisamente con esta. La presencia exagerada daña uno de los momentos cómicos de la película; en el laboratorio del Profesor B [Fausto Mata] una botella de Coca-Cola está a punto de caer y es salvada por Modesto [Raymond Pozo], por el temor a que fuera un experimento y termina siendo una Coca-Cola. Este ha sido un chiste recurrente en la saga de las películas de Bond con Q, pero aquí ya la publicidad tenía a uno tan cansado para este momento que el chiste no tiene gracia.
Por fin este realizador decide ir por el camino que tiene que ir: la comedia disparatada sin ningún tipo de moraleja solo un intento de la más absurda y ridícula diversión. Ahora solo queda mejorar lo que se escribe y lo que se interprete, para que ideas decentes como llamar a la sociedad del mal “La Cosa Aquella”, la voz del Comandante López [Sergio Carlo] y el cameo del maestro Arias sean parte de un mejor producto. Yo creo que, si sigue por esta misma vía, de aquí a 5 Lotoman más, llegamos algún sitio.
P.S:.
Vale destacar que una “mejor” Lotoman viene de la traición de esta producción a sus personajes. Ahora son los personajes desinteresados y de buen corazón que no fueron en las primeras películas. Sobeida [Elizabeth Ruiz], quien “le voló” arriba a Manuel [Miguel Céspedes] en el momento en que se ganó la Loto en la primera película, es ahora una mujer que se respeta y se siente insultada cuando alguien le ofrece mucho dinero para acostarse con ella. ¿Existe algún tipo de crecimiento en lo que intenta presentar Archie López en sus películas? Ya veremos cuando lamentablemente se estrene la otra Lotoman el año que viene.
 
Escrito por Orlando Santos, Fuente: CineDominicano

 
Stay up to date!
Close